Lesbiana vrs. Referendum ... PRIMER ROUND.

>> miércoles, 26 de mayo de 2010


Desde que se puso de moda el tema de los referendúms se pusieron de moda en Costa Rica, ahora quieren "proponernos" uno hasta para usar nuestras vaginas. Que agradable, solo eso faltaba centenares de religiosos y otros conservadores decidiendo si yo como mujer lesbiana costarricense (claramente invisibilizada) puedo existir en convivencia matrimonial o no.

Dicen en los medios que ya casi alcanzan la cantidad de votantes, como no si se han ido a parar frente a cuanto templo religioso existe en el país. Se le pararon frente a todos los adultos mayores y les dijeron como somos amenaza a la sociedad. Se fueron donde todas las parejas straight disfuncionales a decirles que somos malos ejemplos para sus hijos, y además quizas lo peor es que nos aplastaron encima la etiqueta de grupo minoritario nocivo.

Las invertidas no somos violentas, pero esto ... ESTO es demasiado. Que Juan Jose diga lo que quiera, que la presidenta haga lo que le toque, que suceda lo que suceda, pero un REFERENDUM es DEMASIADO.

Lo peor de todo es que que opción tenemos? Acaso se nos está dando a los LGBT la oportunidad de presentar firmas en contra, o a favor de nuestros propios derechos. Que se hace? Como podemos solucionar y generar el cambio?

Nos toca queridas invertidas... declarar esto primer round, y meter las manos en la masa para cambiar este país... primer paso: VISIBILIDAD. Dejemos de tener miedo de ser quienes somos.

2 comentarios:

Jairo Araya 27 de mayo de 2010, 10:34  

La visibilidad es fundamental. Y sobre lo que podemos hacer respecto a este referendum del odio, yo cada vez me voy decidiendo más por NO participar en una votación desvergonzada y preparada por los fundamentalistas religiosos. De repente sería mejor dejar este referendum con los menos votos posibles, no seguir el juego.

majegova 1 de junio de 2010, 22:04  

Me parece importantisimo sacar la cara, aunque no se saque un resultado deseado hay que hacerles ver que acá estamos y que no nos movemos.
La gente y la sociedad costarricense desgraciadamente aún no entiende que no es una cuestión de religión, de si es socialmente aceptado, de si está bien o si está mal. Es una cuestión de derechos humanos, porque los derechos humanos son derechos sexuales y los derechos sexuales son derechos humanos.

Publicar un comentario

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP